Los Toros de Camagüey saldrán próximamente a mejorar el sexto puesto conseguido durante la 56 Serie Nacional de Béisbol, cuando inicien este domingo 6 de agosto su calendario competitivo de la primera ronda ante la siempre complicada selección de Pinar del Río.

Al parecer será el cuerpo de pitcheo, como ocurrió en la pasada campaña, el arma fundamental de los dirigidos por Orlando González. El plantel agramontino presenta un buen cuerpo de abridores jóvenes capaces también de cumplir el rol de relevistas y que, además, luego de la participación de algunos en eventos internacionales tendrán mayores posibilidades de imponerse en esta pelota.

Según Alexander Infante, entrenador de esta área, sus muchachos han tenido una preparación basada en perfeccionar el control sobre la zona horizontal, vertical y por dentro. Y el staff, al que se le unen tres novatos, contará principalmente con cinco abridores, tres cerradores y otros dos que lo podrán hacer como intermedio y apagafuegos, confirmó el preparador.

Para Yariel Rodríguez, José Ramón Rodríguez y Dariel Góngora, después de su incursión por la CANAM, Rotterdam y Estados Unidos, su meta es ganar alrededor de cinco o seis juegos cada uno en la primera fase, lo cual junto a los éxitos que pueden aportar los otros abridores Yosimar Cousín o Arbelio Quiroz y los relevistas, darían una cómoda clasificación.

El montículo camagüeyano deberá hilar más fino todavía si se repiten ciertas deficiencias que en la temporada anterior le impideron entrar entre los cuatro semifinalistas. La escasez de jugadores de fuerza al bate y por ende la baja producción de carreras atentaron contra el apoyo ofensivo que necesitaron los serpentineros fundamentalmente en la segunda ronda del campeonato.

“Estar en Rotterdam resultó una gran experiencia personal y profesional porque vi lanzadores de mucha calidad y oficio. Teniendo en cuenta los partidos en Holanda, el entrenamiento con el Cuba y la actual preparación, tengo expectativas superiores para esta Serie en la que de seguro ayudaré más a mis compañeros para ir juego a juego por el boleto a la postemporada, opinó Leonel Segura, quien defenderá el jardín izquierdo.

Tampoco en estas subseries iniciales la nave de casa podrá contar con los bambinazos de su principal bateador el torpedero Alexander Ayala, por estar contratado en la Liga Independiente Canadiense. Entonces, jugadores como Leonel Segura, Humberto Bravo, Héctor Hernández, Jorge Cardoza y Yendry Téllez deberán mejorar su rendimiento en el cajón de bateo, si realmente Camagüey quiere regresar a una segunda ronda o incluso subir al podio.

“Batear es lo más difícil en la pelota, por eso nunca hemos apurado a los jugadores, así que decidimos desde el torneo anterior trazarnos tres etapas para sacar adelante este importante departamento. Comenzamos por la Academia con la colaboración de nuestros especialistas más destacados, luego continuamos con el Sub 23 que es la base del equipo y cerramos en la preparación con ejercicios en los que los peloteros batearon con dos strike y hombres en posición anotadora. El fruto lo veremos”, aseguró Fernando Corrales entrenador de bateo.

Poner la velocidad en función de la ofensiva, emplear el toque de bola de sacrificio, tener mayor cantidad de intentos de robo de base, en fin, aprovechar cada hombre que llegue a la almohadilla desde el primer episodio para tratar de marcar carreras por cuenta gotas ante la falta de sluggers, son aspectos que también ayudarían a que Los Toros superen el lugar alcanzado en la otra versión.

Tras enfrentar a uno de los mejores staff de pitcheo de nuestro país, el de los vueltabajeros, la tropa de la Ciudad de los Tinajones seguirá en la carretera donde chocará con los “Cocodrilos” de Matanzas y los “Pirastas” de la Isla de la Juventud.

Por: Alexei Nápoles González, Juan Mendoza Medina y Daylin Morera

Fotos: Alexei Nápoles González y Juan Mendoza Medina

 

 

 

 

 

Anuncios