A partir de la categoría sub 18 en adelante, el béisbol camagüeyano respira aires de mejoría con un sexto lugar en el juvenil, la clasificación de los Toros a la segunda ronda de la Serie Nacional y la llegada de varios jugadores a los equipos Cuba que estuvieron en el Clásico, Rotterdam, Canadá y Estados Unidos.

Los directivos, entrenadores y peloteros camagüeyanos comienzan a cambiar para bien la imagen negativa que por demasiados años dejaron, fundamentalmente, las selecciones de mayores. Pero, ¿y el futuro? En opinión de Leonel Moa Jals, quien dirige la Comisión Provincial de Béisbol, no puede decirse lo mismo de los conjuntos integrados por los niños y adolescentes que representan el relevo.

Leonel Moa
Leonel Moa

“De forma general tenemos que continuar el trabajo serio y profesional en todas las categorías, con especial énfasis en la Sub 15, porque sus resultados son muy deficientes. Tampoco en el 9-10 y 11-12 el presente es para celebrar pues no logramos desarrollar los concentrados que hacíamos cuando alcanzábamos posiciones de privilegio”.

Un proyecto, liderado por la Facultad de Cultura Física de la Universidad de Camagüey, ha realizado un importante diagnóstico sobre las dificultades que enfrenta actualmente el desarrollo del pasatiempo nacional en la base, en lo relacionado con la selección deportiva, formación de jóvenes jugadores, sistema competitivo, superación profesional, inteligencia deportiva y preparación del atleta de alto rendimiento.

“Sí, esa investigación, presentada recientemente en un Taller Científico sobre el perfeccionamiento y la sostenibilidad del béisbol, arrojó, entre otros inconvenientes, un defectuoso sistema competitivo en los torneos para menores, un insuficiente desarrollo técnico-táctico de los jugadores, la necesidad de superación y la falta de materiales deportivos y gimnasios de musculación”, comentó Moa Jals.

-¿Cuáles serán entonces algunas de las proyecciones para solucionar las problemáticas?

-Por el momento rescatar los concentrados, por lo que solicitamos ampliar la capacidad de hospedaje en el estadio Cándido González. También queremos desarrollar los certámenes provinciales en la semana de receso escolar para celebrar más partidos.

“Las experiencias del Taller, un evento que sesionará dos veces al año, se tendrán en cuenta igualmente para mejorar la estrategia de perfeccionamiento porque en aquí participaron directivos del Inder, entrenadores y profesores de educación física de todos los municipios, por lo que resultó enriquecedor conocer las ideas y experiencias de quienes precisamente están más vinculados con la base.”

Hoy Camagüey dice y hace por el béisbol porque su situación es tema de debate más allá de una peña deportiva, una conversación informal o un comentario de la prensa especializada. Alegra conocer que los problemas se diagnostican de forma científica en vez de engavetarse y que las proyecciones para resolverlos buscan que la provincia regrese a los planos estelares de la pelota en todos los niveles.

Por: Alexei Nápoles González

Anuncios