En los Congresos de la Federación Estudiantil Universitaria y en el diálogo diario de muchos docentes y alumnos, fundamentalmente a raíz de la disminución de los años de estudio de diferentes carreras a partir del próximo curso, ha estado vigente la idea de que la Educación Física en las universidades cubanas resulta una de las disciplinas que debería desaparecer, pues sus métodos arcaicos no lograban significar nada para los educandos.

Esta ha sido una de las principales problemáticas que ha movido a los especialistas del área a investigar nuevas maneras y presentar una novedosa propuesta de plan de estudio de la materia, documento sobre el cual se discute en las diferentes sesiones de trabajo del Curso Nacional de Educación Física con sede en el Centro de Postgrado Internacional de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”.

El plan, que todavía no ha sido aprobado oficialmente, intenciona que la disciplina esté encaminada al desarrollo cultural, biológico y social de los estudiantes, contribuya a formar un egresado saludable, con un nivel de Cultura Física que le garantice mejorar su condición física, apropiarse de métodos para su auto preparación sistemática y consciente, el mejoramiento de la salud y el empleo útil del tiempo libre.

P1400162Como novedades, se propone un total de 112 horas clases, repartidas en cuatro semestres para todos los alumnos de 1er y 2do años. Cada turno durará solamente 50 minutos, tendrán una frecuencia de dos veces a la semana y no deberán impartirse en el horario comprendido entre las once de la mañana y las dos de la tarde debido a los fuertes y muy dañinos rayos solares.

También la disciplina busca sumarse más al importante uso que la mayoría de las especialidades hacen hoy de las ventajas de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, al posibilitar que los estudiantes consulten en la red materiales docentes que respondan a los contenidos del programa y los orientes sobre la nutrición, una guía de ejercicios físicos, videos, software para la auto-ejercitación y el acceso al sistema de evaluación de la asignatura.

Las investigaciones apuntan que los accidentes cerebrovasculares son una de las primeras causas de muerte en Cuba y para prevenirlos hacer ejercicios físicos, mantener un peso estable y lograr una nutrición sana clasifican entre los principales consejos que ofrece la Organización Mundial de Salud.

Por lo tanto, eliminar la Educación Física de las universidades cubanas no ayudaría a tener en las aulas a estudiantes con buena salud física y mental, así que urge el perfeccionamiento y la contextualización de las acciones que incluye el plan de estudio en base a la la creación y aplicación de métodos productivos que motiven a que el alumno sienta la significación que tiene esta asignatura para su calidad de vida.

Texto y foto: Alexei Nápoles González

Anuncios