Texto y foto: Alexei Nápoles González

Yeinelis Casas Ramírez
Yeinelis Casas Ramírez

Con sus espectaculares tackles la gladiadora del municipio de Amancio Rodríguez, en Las Tunas, Yeinelis Casas Ramírez se robó el show de los presentes en la EIDE “Cerro Pelado” de Camagüey tras conquistar la medalla de oro en la división de 49kg durante el certamen de lucha femenina de los 48 Juegos Nacionales Escolares.

Con apenas 15 abriles la joven solo archivaba antes de la cita agramontina un séptimo puesto en la pasada versión de estos torneos y un sexto escaño en el escalafón final del Campeonato de Primera Categoría efectuado en Ciego de Ávila.

¿Cuándo subes por vez primera a un colchón?

-Comencé a los 11 años a practicar balonmano en la EIDE Carlos Leyva González de La Tunas. Sin embargo, allí me percaté de que mi provincia tenía poco desarrollo en esa disciplina al menos en las categorías menores. Eso junto a la pasión que sentía por las especialidades de combate hizo que me inclinara hacia la lucha.

Que una mujer ejercite dicha especialidad deportiva resulta en ocasiones objeto de crítica. ¿Cuál fue la reacción de tus padres?

-Imagínate, actualmente muchas personas no aceptan la idea de que las muchachas practiquemos esta modalidad porque dicen que perdemos la feminidad pues nuestros músculos aumentan de tamaño y por supuesto que al principio mis papás también opinaban de la misma manera. Con el tiempo ellos lo aceptaron y hoy aplauden con orgullo cada una de mis victorias.

Del lugar siete a campeona. ¿A qué atribuyes este salto en tu carrera deportiva?.

-Confieso que fue una temporada muy dura. Empecé en el mes de septiembre con la preparación física y la superación técnica, y ya en enero incorporé entonces los aspectos más específicos del deporte. Por ello este cetro es resultado de mi entrega en las agotadoras jornadas de entrenamiento, del apoyo de mi familia, y del optimismo que supieron inculcarme mis entrenadores, especialmente el profesor Raúl Peña Vega.

¿Hasta dónde piensas llegar con tus tackles?

-Mi máxima aspiración por ahora es integrar la selección nacional, después representar a Cuba en competiciones internacionales y si mi calidad me lo permite acceder a los más alto del podio en unos Juegos Olímpicos.

Anuncios