Alexei Nápoles González

Foto> Tomada de Internet

Nadie duda en afirmar que actualmente el equipo más completo y estable de la Serie Nacional ha sido Villa Clara. Pero también muy pocos de los tantos estudiosos del béisbol que hay en Cuba dudaron en pronosticar que esa selección era la principal candidata al título o al menos a ser el elenco finalista por el Oriente.

Sin embargo, una cosa es con guitarra y otra con violín pues dicho conjunto siempre se muestra mucho menos combativo en los Play Off que en la etapa regular, a pesar de que en algunas ediciones ha discutido el cetro pero no lo acaba de obtener.

Recordemos que después de una excelente etapa clasificatoria durante la Serie de Oro, en los cuartos de final de ese propio certamen los “Tigres” de Ciego de Ávila le propinaron a los naranjas una remontada que los hizo quedar fuera de los cuatro grandes de la pelota cubana.

Recordemos que Villa Clara marchaba delante 3-1 en el enfrentamiento particular pero los discípulos de Roger Machado ganaron los tres últimos partidos y dominaron ese clásico oriental. Ahora la decepción se repitió aunque frente a un equipo con menos credenciales y que desarrolla un béisbol poco vistoso pero que, como se dice en el argot beisbolero, supo ganar los juegos buenos.

Literalmente podemos decir que Granma asesinó de nuevo las serias aspiraciones de titularse que traían los peloteros de Villa Clara y también le restringió las posibilidades reales que les quedan a algunos de sus más veteranos exponentes como son Ariel Pestano y Ariel Borrero quienes estan a punto de retirarse sin saborear un campeonato.

Pero los invito a analizar algunos de los aspectos que no les funcionaron a los alumnos de Ramón Moré. Por ejemplo: Fue muy baja la producción ofensiva de hombres como Adelmis Díaz, Ramón Lunar y Yuniet Flores. Mientras que en cuanto al pitcheo,el lanzador con mejor promedio de ganados y perdidos en la temporada, Alain Sánchez, no pudo hacerse justicia.

A todo ello se sumó que, a diferencia de otros campeonatos donde los naranjas ponían en práctica diferentes estrategias para marcar carreras aún cuando sus toleteros no respondían con el madero, en esta oportunidad no fue así. Es decir, aquel eslogan de que con dos hits Villa Clara te anota 10 veces jamás pudimos presenciarlo.

Ciertamente Granma es la novena que más feo juega a la pelota en Cuba pero al mismo tiempo es un equipo que parece no tener sangre en las venas ni sentir presión en el terreno porque sus hombres están concientes de las dificultades que tienen.

Los errores a la defensa y el fantasiosos corrido de las bases que sacan sus entrenadores de no se cual librito, son respaldados por una tanda respetada por cualquier serpentinero. No obstante los Alazanes no se apoyan solo en “el caballo de los caballos” Alfredo Despaine sino que desde el primero hasta el noveno te pueden decidir el encuentro con enormes cuadrangulares.

Granma desbarató todos los pronósticos, le ofreció un duro golpe a los tantos y tantos aficionados, especialmente de su tierra, que le gritan ofensas a los jugadores en los partidos y lo que es más importante logró colarse otra vez entre los cuatro mejores conjuntos de la pelota cubana. ¿Qué les parece?

Anuncios