Alexei Nápoles González

Ni el descanso de seis días ni el mal momento que vivía la selección de Matanzas, con 6 descalabros consecutivos, impidieron que la novena local fuera presa fácil para los “Cocodrilos”. Así, los Toros de la Llanura cerraron su primera mitad del campeonato derrota de 2-1 en el enfrentamiento particular ante la tropa de Víctor Mesa.

Por cosas de la pelota los dos fracasos de Camagüey se los anotaron Elier Sánchez y Vicyohandri Odelín, supuestamente los mejores lanzadores del staff agramontino. Elier no encuentra estabilidad en sus salidas al box y mantiene el descontrol como su talón de Aquiles. Mientras Odelín tiene congelado desde hace varias jornadas el número 3 en la casilla de las victorias.Con susto llegó la única rayita positiva de los discípulos de Felipe Sarduy ante los matanceros en un choque que marchaba 6 a 3 a favor de los de casa pero en el noveno ining, convertido para nosotros en un crónico dolor de cabeza, par de cuadrangulares pegaron a los visitantes en el marcador. Por suerte un mal corrin salvo a los camagüeyanos y a su cerrador Yormanis Socarrás, quien amenazaba con convertirse nuevamente en el villano.

Lo positivo: el receptor novato Ermindo Escobar conectó su primer cuadrangular en Series Nacionales y William Luis llegó a 8 cuadrangulares, empatado con Alexander Ayala y a 31 carreras impulsadas.

Desde ayer este viernes en la tarde el oponente de los Toros es el conjunto de Granma, un rival que siempre castiga a nuestros serpentineros. Veremos que pasa.

 

Anuncios