Alexei Nápoles González

Aunquefueron dos partidos extemadamente reñidos y no pudo llevarse los seis puntos, este fin de semana en la continuación de la Liga Mundial de Voleibol, el equipo nacional de Cuba supo imponer su calidad y entrega en la cancha y conseguir par de triunfos importantísimos en sus aspiraciones de clasificación a la final, y que los colocan, cuando solo resta una semana de competencia, como el mejor segundo lugar del evento. 

Como lo avizoraba yo en el pasado comentario, así como muchos de los periodistas deportivos cubanos y de la prensa internacional, a pesar de que llegaba casi sin aspiraciones de mantener vivas las esperanzas de pasar a la próxima ronda, la selección francesa de voleibol no fue una empresa fácil ni mucho menos para los de la Mayor de las Antillas.

Pero echémosle un vistazo a parte de lo ocurrido en ambo desafíos. En el primer choque (3 – 2), donde se elimino ya de la competencia a los franceses, nuevamente los antillanos tuvieron que venir siempre de abajo en cada uno de los parciales y mandar el partido al quinto set para allí llevarse la victoria, gracias a que definieron correctamente en los momentos mas importantes del juego.

También fueron claves en el resultado las excelentes demostraciones de los atacadores auxiliares Henry Bell y Wilfredo León, quienes hasta el pasado domingo compartían el uno dos entre los rematadores más efectivos del certamen y además estaban en el grupo de avanzada que lideraba a los máximos anotadores.

El segundo encuentro efectuado dos días después resultaba de la misma significación pues ante del partido Cuba aparecía como el peor segundo lugar de todos los grupos debido a que registraba 17 puntos y Bulgaria, Serbia y los Estados Unidos (venció 3 – 1 a Brasil) habían terminado su décimo partido del calendario con 18 unidades a su favor.

Pero al seleccionado de casa le restaba la decisión de este tope y conquistar la victoria no se presagiaba como el único objetivo, también había que llevarse las tres rayas en disputa.

Decididos y conocedores de lo que representaba para ellos cumplir con esa misión, los leones del voleibol cubano comenzaron pasando por el acostumbrado síndrome de la derrota en el primer parcial pero luego de uno, dos y tres barrieron sin contratiempos a sus rivales.

Cuba llega con 20 unidades y como el mejor segundo lugar de este torneo del deporte de la maya alta, cuando durante miércoles y viernes se enfrente al dificilísimo sexteto italiano, el conjunto lider de su zona.

Anuncios