Alexei Nápoles González

Primer set y punto para Italia

El pequeño Henry Bell es el mejor por Cuba hasta el momentoPeores no han podido ser los primeros compases de la Liga Mundial de voleibol para el subcampeón mundial: Cuba. Que lastimoso observar como “de nuevo” nuestra selección nacional cae en un letargo en el cual parece, por lo que muestra hasta el momento, le costará trabajo salir.

Cuando algunos pensábamos que llegaba el despertar y el buen desempeño del elenco tras la victoria (3-1) ante Corea del Sur el pasado fin de semana toco el turno al rival más difícil del grupo, Italia, el cual vapuleó sin piedad al joven plantel criollo.

Si analizamos el encuentro, por cierto de bastante poca duración, otras ves fueron el bloqueo y el recibo, aspectos bien débiles dentro del accionar del sexteto varonil de casa. Y no es que el saque de los europeos fuera de otra galaxia, sino que se nota toda una falta de concentración y poco fogueo principalmente en los auxiliares.

Por su parte, Osmany Camejo y el debutante Albo, los dos centrales regulares, se muestran bien lentos en los desplazamientos cerca de la net, lo que le permite al pasador y los atacantes contrarios burlar con suma facilidad la torre a dos manos y la defensa de campo.

En el choque contra los italianos el equipo aumentó su nivel con el transcurso de las acciones, lo que demuestra que si podemos. Sin embargo, el planteamiento técnico-táctico, en mi opinión estuvo equivocado, pues el armador Yoandry Días buscó muy poco el remate por la zona central, incluyendo el zaguero.

Amigos lectores, con esto no quiero cuestionar ni mucho menos la tremendísima calidad que posee como entrenador el experimentado Orlando Samuels, pero si sabemos que los seleccionados del Viejo Continente tienen en sus filas a centrales muy altos y lentos ¿por qué no planteamos un juego bien rápido?

Casi una excelente segunda parte

Aunque resultó ser un duelo totalmente diferente que el primero, igual de desastroso comenzó para lo antillanos el otro desafío, jugado como nunca en la vida, con tres días de diferencia entre ambos.

Un pésimo primer parcial desde todos los puntos de vista técnicos y tácticos posibilitó que los bambinos se impusieran con suma facilidad. Desde ese momento en adelante el accionar del equipo cubano mejoró notablemente y a pesar de que perdieron el tercer set con mucha garra y entrega fueron capaces de mandar el choque hasta el quinto.

Sin dudas, constituyó un rompecorazones e hizo pensar que los cubanitos se llevarían contra todos los pronósticos su segunda victoria en lo que va de la Liga Mundial de Voleibol.

Sin embargo, para suerte de los italianos no aguantaron la presión del rival de turno ni del público en contra y, además, la inexperiencia les causó peder un set que estaba prácticamente en el bolsillo.

Todos los que tuvimos la oportunidad de observar el encuentro comprobamos que nuestra selección nacional esta formada por atletas con disímiles condiciones y de mucho futuro en el Deporte de la Malla Alta y que sin dar lugar a equivocaciones cuando desarrolla un nivel de juego parejo, sin altas ni bajas, es capaz no solo de batirse con los mejores elencos del planeta, sino de derrotarlos.

“Ojo” colegas, todavía falta bastante historia que contar y terreno por recorrer.

Anuncios