Alexei Nápoles González

Foto: Raúl del Pino Salfrán

En nuestras Series Nacionales hay peloteros y “peloteros”. Están los racheros que en diciembre desbaratan la bola y en enero no la ven pasar. Para suerte de nuestras novenas nacionales, están también los llamados jugadores de todos los días, quienes no creen en momentos tensos ni en gradas llenas, y demuestran al diario sus grandes cualidades, con el objetivo de brindar un buen espectáculo en el terreno. El espirituano Frederich Cepeda es uno de ellos.

Un día malo lo tiene cualquiera, es un dicho que se hace eco cuando algún deportista no tiene una buena actuación en determinada jornada o evento competitivo. Pero amigos, yo les pregunto. ¿Existirá ese día de angustia para el gran Cepeda?

De gigantesco e imponente es cómo lo vemos en la imagen, de ello no les quede la menor duda, lo ha demostrado en cuanto torneo internacional participa con el Team Cuba y hoy causa sensación en la 50 temporada beisbolera.

Observemos que Cepeda, sin poseer la masa muscular y la fuerza al bate de otros jonroneros, marcha entre los primeros en ese departamento y además los conecta a las dos manos y para cualquier jardín.

Su excelente técnica al empuñar el madero y un tacto que hoy resulta mejor que el de los primeros bates de varias selecciones, le permiten sumar de por vida más de 200 cuadrangulares una cifra a la que otros con mayor número de series ni siquiera se acercan.

Mucho tiene que ver su actuación individual en la actual campaña, con la clasificación de los gallos a los Play off, y pensar que antes de comenzar el campeonato ni siquiera aparecía en la nómina de los dirigidos por Lourdes Gourriel  y como para ponerle la tapa al pomo no integró el equipo Cuba titular de la última Copa Intercontinental.

La mayoría de los amantes del deporte de las bolas y los strike plantean que no es bueno a la defensa en el jardín derecho. Sin embargo, no lo creo así, los invito a recordar en cuales de los desafíos en eventos foráneos, este gigante ha cometido la pifia responsable de la derrota. Ya lo se, por supuesto que en ninguno.

Que pudiera jugar designado o primera base para buscar algún patrullero con mayor potencia en el brazo y desplazamiento, es una buena idea, pero no olvidemos que hay hombres que luego de realizar toda su carrera en una posición, si le cambian su sector defensivo se sienten incómodos.

Certamen tras certamen, sea internacional o con carácter territorial, Cepeda es uno de los jugadores con más estabilidad en su desempeño. No tenerlo en cuenta para próximos compromisos extrafronteras sería faltarle el respeto a toda su entrega en el terreno y a un pueblo cubano que lo admira en demasía.

Aquí les van los números de por vida en trece Series Nacionales de este peloterazo sin contar su desempeño en la 50.

 

Imparables: 1318

Promedio a la ofensiva: 327

Promedio de extrabases: 552

Dobles: 247

Triples: 41

Cuadrangulares: 193

Carreras impulsadas: 755

Carreras anotadas: 839

Merecen un comentario verdad …

Anuncios